Como optimizar una llamada a la acción (CTA) y aumentar conversiones

Las llamadas a la acción o CTAs son una de las herramientas principales para aumentar las conversiones de un proyecto, lo que la convierte en uno de los pilares básicos dentro del marketing digital.

Sin embargo, no basta con colocar un enlace en cualquier página para ver cómo aumenta la tasa de conversión sin tener una estrategia definida.

Crear un CTA eficaz significa desarrollar un método de antemano y aplicar algunas reglas para optimizar el resultado final antes de insertar un call to action dentro de nuestro contenido.

¿Qué hay que tener en cuenta antes de diseñar una llamada a la acción?

Dado que el propósito de un CTA es impulsar la acción del usuario hacia la conversión, es esencial que la promesa hecha en la llamada a la acción esté respaldada por un contenido dedicado, y que este contenido proporcione un valor añadido real al visitante.

Por ejemplo, si el enlace o botón dirige a una página en la que el usuario puede inscribirse en un curso de copywriting, la url de destino debe estar relacionada (temáticamente hablando) con el mensaje o el contenido que llevó al usuario a hacer clic en el CTA.

En decir, gran parte del trabajo de conversión se realiza antes de la llamada a la acción, de modo que el clic del usuario es la culminación de un proceso de la estrategia de marketing del proyecto.

Esto significa que, al crear un CTA, hay que tener en cuenta el objetivo, el nivel de maduración del usuario respecto a nuestra oferta y la acción que se quiere animar a realizar. El nivel de madurez de los usuarios se refiere a la etapa del camino de conversión en la que se encuentra el usuario.

Un conocimiento sólido de tu público objetivo es esencial para generar una llamada a la acción atractiva y eficaz, vinculada a una oferta que satisfaga necesidades reales de los usuarios, y optimizada para atraer a este objetivo concreto en términos de diseño y tono del mensaje.

Estos son algunos consejos a tener en cuenta antes de diseñar el embudo de ventas mediante llamadas a la acción:

  • No se debería mostrar el mismo CTA a un visitante que visita en la web por primera vez que, que a un cliente potencial que ya ha expresado su interés en tus productos o servicios.
  • La llamada a la acción que se debe dirigir a un usuario que se encuentra en la parte final del funnel de ventas a un paso de convertirse en cliente, también debe ser personalizada para aumentar la efectividad y el ratio de conversión.
  • El mensaje del CTA variará según los objetivos. ¿Buscas captar correos electrónicos para una campaña de email marketing? ¿Quieres convencer a la gente para que se apunte a un curso? ¿Vas a vender productos? ¿Necesitas distribuir tus contenidos a la mayor audiencia posible?

Cómo optimizar una llamada a la acción (CTA)

Una vez que se ha definido la estrategia de marketing, debes crear y optimizar los CTAs para que cumplan su misión con eficacia. Para ello, hay que tener en cuenta varios criterios.

Diseño del CTA

La forma del CTA, y los colores que elijas, juegan un papel importante en su visibilidad y apreciación: son todos estímulos que pueden influir en la percepción del usuario.

Lo más importante aquí es asegurarse de que el CTA destaque de su entorno: elige colores atractivos (que sean coherentes con el diseño de la web) y haga que contrasten con el fondo para que el botón sea más visible.

Los colores más comunes para usar de fondo en un botón de llamada a la acción son el naranja, el azul, el rojo y el verde combinados con letras de colores que hagan contraste como el blanco, distintos tonos de grises o negro.

colores cta
Crédito: AdEvolver

Tamaño del CTA

Cuando se trata de diseñar un CTAs, el tamaño importa.

En primer lugar, porque afecta a la visibilidad del botón en la página: el botón de llamada a la acción o call to action debe ser lo suficientemente grande como para que el usuario lo detecte fácilmente, pero no tan grande como para que sea demasiado dominante en comparación con el contenido.

En segundo lugar, porque es necesario que haya espacio suficiente para el mensaje (aunque el texto de una llamada a la acción debe ser lo más conciso posible). En este sentido, los CTA más eficaces suelen ser los más directos.

tamaño boton cta
Crédito: Unbounce

Ubicación de los CTAs

Se podría pensar que el mejor lugar para ubicar un CTA es el comienzo del contenido para evitar que el usuario salga de la página antes de verlo. Pero esto sería olvidar que hacer click en la llamada a la acción se supone que es el resultado de un proceso de reflexión.

Antes de pulsar en un CTA el usuario debe ser primero consciente del valor añadido de la oferta que está recibiendo. Por ello, la mejor posición para colocar una llamada a la acción es entre la mitad y el final de la página, lo cual es lógico si se piensa en las razones por las que el usuario hace clic.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que no existe una solución genérica válida para todos los proyectos. Lo ideal es hacer pruebas con un número representativo de usuarios y ver qué ubicación genera el mayor número de conversiones antes de elegir una posición definitiva de los CTAs dentro del contenido.

ubicacion cta
Crédito: Wistia

El texto o mensaje del CTA

Los CTAs son también una propuesta de valor. Por lo tanto, el mensaje de llamada a la acción debe ser claro, conciso e inmediatamente comprensible, al tiempo que se debe informar de antemano del beneficio concreto que el usuario obtendrá al hacer clic en el botón o enlace.

Así, el uso de un determinado tipo de vocabulario puede influir en gran medida en la tasa de conversión, como se muestra en el siguiente gráfico:

Lo que también funciona muy bien es dar al usuario una sensación de urgencia, haciendo referencia a una oferta limitada en el tiempo o en la cantidad.

El uso de términos temporales o vinculados a la noción de exclusividad aumenta así las posibilidades de alcanzar tus objetivos.

mensaje cta
Crédito: Wistia

El verbo de llamada a la acción

El objetivo de una CTA es incitar a realizar una acción, por lo que debe tratar de dirigirse a los usuarios con las palabras adecuadas. Hemos dicho más arriba que una llamada a la acción utiliza principalmente verbos de acción, lo cual es cierto, pero ¡ten cuidado al elegirlos!

En el siguiente gráfico se muestra una comparativa de los ratios de conversión de las palabras en inglés click, descargar, registrarse, inscribirse, comprar y probar. La que genera más conversiones es la palabra inscribirse y la que menos comprar.

Y es que hay matices que pueden cambiar drásticamente la eficacia de un CTA. En el siguiente ejemplo, el cambio de un solo término (“Crear mi cuenta” vs “Crea tu cuenta”) redujo la tasa de conversión en un 25%.

Como ves utilizar la primera persona en una llamada a la acción ayuda a captar más la atención y generar más clics, lo que se traduce en mayores ventas.

conversion palabra cta
Crédito: Wistia

¿Cuántos CTAs hay que colocar en una página?

Mucha gente cree erróneamente que lo mejor es mostrar varias llamadas a la acción incitando a acciones diferentes dentro de un mismo contenido, pero esto no es una buena idea.

Unbounce ha demostrado que los múltiples enlaces en los que se puede hacer clic tienden a confundir a los visitantes, y que las páginas de aterrizaje que centran la atención del visitante en un único CTA son más eficaces.

Como resultado, la tasa de conversión tiende a caer a medida que se añaden más CTAs a la página. Lo ideal es colocar un solo CTA dentro de una página, o si preferimos mostrar varias llamadas a la acción en un mismo contenido deben ser iguales y llevar al mismo resultado.

cantidad de ctas
Crédito: Unbounce

Los Smart CTAs o llamadas a la acción inteligentes

También es posible crear CTA «inteligentes», cuyo contenido varía automáticamente en función de la situación del internauta: tipo de dispositivo usado, país, idioma, fase del proceso de compra, etc.

Por ejemplo, a un visitante que vuelva a su sitio web tras haber descargado un contenido A se le mostrará un CTA diferente que le ofrecerá el contenido B.

Lo mismo ocurre con el visitante que ya se ha inscrito en una newsletter desde el ordenador y que, al volver a la misma página desde su smartphone, se le ofrece otra cosa.

Según HubSpot, los Smart CTA convierten un 42% más que las llamadas a la acción sencillas que no tienen en cuenta el perfil del usuario.

smart cta inteligente
Crédito: Hubspot

¿Cómo saber cuál es el mejor CTA?

La mejor manera de saber si una llamada a la acción es eficaz es medir su rendimiento probándola en condiciones reales, porque no todos los usuarios reaccionan de la misma manera.

Para ello, puedes realizar pruebas A/B para evaluar la eficacia de un CTA con tu público objetivo.

Esta estrategia te permite probar diferentes variaciones de diseño, tamaños, colores, tipografía (tipo de fuente, color, tamaño, etc.), formato, texto, verbos de acción, ubicación, etc., y analizar los resultados para cada categoría de clientes potenciales.

Para obtener resultados fiables ten en cuenta que debes variar sólo un parámetro cada vez, y establecer un límite de tiempo de cada prueba para poder compararla con las demás.

En conclusión

Los CTAs son uno de los elementos esenciales de cualquier estrategia de marketing destinada a convertir a los visitantes en clientes potenciales, a los clientes potenciales en prospectos y a los prospectos en clientes.

Sin embargo, su eficacia depende tanto de la calidad de la oferta como de la precisión de los ajustes. En particular, hay que jugar con los criterios y repetir las pruebas para encontrar el diseño más adecuado, el que se ajusta a su público y le permite alcanzar los objetivos de su proyecto.

¿Quieres saber más? No te pierdas nuestro artículo: ¿Qué es una llamada a la acción (CTA) y para qué sirve?