Cómo crear un Plan de Contenido para redes sociales en 7 pasos

¿Quieres mejorar la calidad de tu contenido en redes sociales o aumentar tus seguidores? En este artículo te explicamos cómo crear un Plan de Contenidos para redes sociales para tener un perfil profesional y aumentar el alcance de tu cuenta en Instagram, Facebook, Twitter, Youtube o TikTok.

Este documento contenido en la estrategia de marketing digital de tu empresa o marca personal te ayudará a conseguir nuevos seguidores o clientes, a conocer mejor a tu competencia y finalmente a alcanzar tus objetivos.

Por ejemplo, si el objetivo de tu perfil en las redes sociales es incrementar el reconocimiento de tu marca entre los millennials en un 30%, al crear tu Plan de Contenido descubrirás que debes estar enfocado en publicar en Instagram o TikTok.

También llegarías a la conclusión de que incluir colaboraciones patrocinadas con influencers de tu nicho en tu estrategia online te daría mayores oportunidades de conectar con los usuarios más jóvenes. Y para ello tendrías que usar herramientas como Instagram Live, Reels, Youtube Shorts o TikToks.

Además de incluir la estrategia en redes sociales, tu Plan de Contenidos también debe ser compatible y alinearse con la estrategia general de contenido de tu empresa o de tu marca personal siempre y cuando ésta exista.

1. Diseñar una estrategia de contenido

Existen cuatro componentes claves en una estrategia de contenido en redes sociales:

  • Investigación del contenido que se debe publicar.
  • Análisis de tu audiencia objetivo en las plataformas que estas usando.
  • Una lista de metas y objetivos específicos de cada publicación.
  • Planes para la distribución de tu contenido.

La investigación es la clave para comprender qué contenido gustará más a tu audiencia y con ello aumentará el alcance de tus publicaciones.

Empieza por analizar el contenido que debes publicar en tus redes sociales y después utiliza herramientas para identificar los datos demográficos de tus seguidores y de tu público objetivo.

Recuerda que debes tratar a los seguidores de cada red social como una audiencia única ya que tu público en Instagram puede ser muy diferente a tus seguidores en Twitter.

2. Analizar tus cuentas en redes sociales

A continuación, analiza el contenido que hayas publicado anteriormente. Encuentra ejemplos concretos de publicaciones con un buen rendimiento y crea una lista de estos contenidos para cada plataforma.

Esto te ayudará a identificar los tipos de mensajes, imágenes, vídeos o textos que provocan más reacciones de tus seguidores en cada canal. Quizá tu contenido con mejor rendimiento en Twitter son vídeos tutoriales educativos, pero a tus followers de Instagram les gusta más las publicaciones sobre estilo de vida.

Adapta tu estrategia de contenido a lo que genera mayor engagement en cada una de las redes sociales y no des por hecho que el mismo contenido funciona para todas por igual. Si lo consideras necesario y tienes recursos, crea contenido único para cada red social.

Para aumentar el alcance de tu cuenta crea algunas publicaciones llamando a la acción a tu audiencia. Considera la posibilidad de publicar encuestas para preguntar a tus seguidores qué tipos de contenido le gustaría ver en el futuro. Los resultados no solo te proporcionarán grandes ideas para el contenido, sino que también te ayudará a conocer y entender a tus followers.

3. Colaborar con tu Community Manager en el proceso

Si tienes personas que te ayudan con el manejo de tus redes sociales es importante colaborar con ellos en la estrategia y en la creación de publicaciones para alcanzar los objetivos del Plan de contenido.

Asegúrate de compartir con tu equipo toda la información sobre el rendimiento de las fotos, vídeos y artículos publicados anteriormente para que lo tengan en cuenta para las próximas publicaciones de contenido. Esto le proporcionará al Community Manager los datos que necesita para conseguir una mayor repercusión entre el público objetivo de tus redes sociales.

4. Analizar tu nicho y localizar a la competencia

El próximo paso es hacer un análisis de la competencia de tu sector que tiene presencia online. Ver lo que tus competidores publican en sus perfiles puede ser una gran fuente de inspiración para tu contenido, sólo asegúrate de no copiar.

Mira detenidamente los tipos de temas que abarcan tus competidores y cuáles no. ¿Hay una oportunidad para llenar un vacío en cuanto a contenidos y llegar a un nicho de mercado? Entonces crea nuevas publicaciones basadas en los intereses de los usuarios que tus competidores no están cubriendo.

5. Marcar unos objetivos en tu Plan de Contenido

Después de investigar a tu audiencia e identificar los contenidos más populares es momento de fijar algunos objetivos. Al momento de crear las metas es mejor establecer objetivos de rendimiento general de tus redes sociales, así como objetivos concretos para las publicaciones individuales de contenido.

Por ejemplo, un objetivo general de tu página de Facebook podría ser aumentar las visitas un 20% durante el primer trimestre. Y un objetivo de contenido podría ser compartir 10 publicaciones en el primer trimestre que genere un total de 3.000 clics en el enlace que lleva a tu página web.

6. Crear un Calendario de Publicaciones

La pieza final de tu Plan de Contenido es el Calendario de Publicaciones. En este calendario que puedes crear en Excel o en una Hoja de Cálculo de Google que debes anotar qué tipo de contenido vas a compartir en tus redes sociales y con qué frecuencia.

Analiza los datos de tus redes sociales para elegir qué día y que hora es mejor para publicar cada contenido en cada canal. Ten en cuenta para diseñar este calendario de community manager los tipos de contenido que han obtenido los mejores resultados en el pasado, así como las actuales y las próximas tendencias de contenido.

Los directos o lives son actualmente el tipo de contenido que tiene el mayor alcance en todas las redes sociales. Diseña un plan para aportar valor a tu sector haciendo un directo y aumentarás tu exposición y tu número de seguidores rápidamente.

Aunque el tipo de contenido publicado puede variar en función de la red social es importante que el tono general de tus perfiles y la imagen de la marca sean coherentes.

La frecuencia en la que eliges publicar debe estar adaptada al público del nicho al que pertenece tu empresa o tu marca personal. Te recomendamos probar distintas frecuencias de publicaciones en cada una de tus redes sociales para comprobar cuál de ellas funciona mejor.

Por ejemplo, si después de tu tercera publicación diaria en Facebook disminuyen los likes o comentarios de tus seguidores considerablemente, esto indica que dos publicaciones al día es lo ideal para tu audiencia.

Tu guía de distribución de contenido será una valiosa herramienta a la hora de empezar a trabajar con calendarios de contenidos mensual y semanal.

Al tener metas preestablecidas para el número y los tipos de publicaciones que vas a compartir cada día puedes comenzar a diseñar tus calendarios de contenido antes de tener preparados los textos, imágenes o vídeos que van a ser utilizados.

Esto te ayudará a determinar cuánto contenido necesitarás guardar o crear desde cero para conseguir tus objetivos y el proceso de creación será más rápido y sencillo.

7. Guardar y compartir la estrategia de contenidos con tu equipo

La creación de estos documentos no es un ejercicio académico, deben ser algo que puedas mirar diariamente en busca de orientación, no algo que creas y después olvidas.

Como ocurre con todos los documentos estratégicos o de marketing digital asegúrate de crearlos de forma que proporcionen valor para ti y tu equipo.

Te recomendamos guardar todos estos documentos y estrategias en un formato digital para que sea funcional y estén siempre accesibles para todo tu equipo. Puedes usar Google Drive y crear un marcador o favorito en tu navegador para tener un acceso más rápido.

TE PUEDE INTERESAR